Las imágenes de este sitio web están protegidas

Sobre mí

Sobre mí

Me llamo Valentín Gámiz y soy fotógrafo de bodas en Córdoba. Estoy especializado en fotografía de boda elegante para parejas excepcionales que quieren contar el día de su boda con emoción, naturalidad y sencillez.

Valentín Gámiz | Fotógrafo de bodas

Empecé trabajando como freelance, siguiendo las directrices de lo que los fotógrafos para los que trabajaba esperaban de mí, simplemente novias mirando a cámara, guapas y bien iluminadas.

Pronto me di cuenta que una boda no es sólo eso, hay muchas historias que contar, muchas emociones que captar con nuestra cámara. Quizás esa constante búsqueda de la foto que mejor hable de la realidad de la boda es lo que me ha hecho prosperar en mi trabajo y lo que me ha podido diferenciar de otros fotógrafos de bodas.

Siento que tuve mucho valor, porque decidí dejar mi antiguo trabajo y aunque tenía muchas responsabilidades familiares, aposté por esta profesión. Estos últimos años han sido increíbles, he conseguido que mi pasión se convierta en mi trabajo y me siento orgulloso de haberlo conseguido.

Mis Servicios

BODAS

Fotografía de boda elegante para parejas diferentes que quieran contar y recordar el día de su boda de una forma bella y emotiva.

PRODUCTO

Fotografía de producto para publicidad, con calidad profesional e iluminación de estudio. Imágenes que se centran en presentar con fidelidad las cualidades del producto, resaltando sus aspectos más estéticos utilizando diferentes iluminaciones adecuadas a cada objeto.

RETRATO

Retratos íntimos y personales que captan tu personalidad, algo especial de ti, una mirada diferente, un gesto que es únicamente tuyo o ese momento de cambios que estás viviendo será un retrato que querrás conservar para siempre como legado para las futuras generaciones de tu familia.

COMUNIONES

Fotos de comunión diferentes, que muestran como es tu hija o hijo realmente, su forma de ser divertida y dulce, su mirada traviesa. Ahora está en una edad preciosa y siempre querrás recordar este momento.

Mi experiencia

Desde que creé mi estudio de fotografía en 2009 he fotografiado cientos de bodas. Muchas de ellas en iglesias de Córdoba con siglos de historia como Santa Marina, San Lorenzo y San Pablo. También he realizado fotos de boda en ceremonias religiosas en la Mezquita de Córdoba.

Ser fotógrafo de bodas en Córdoba me ha permitido fotografiar a parejas recién casas en su judería, calles y palacios y disfrutar de ceremonias civiles y celebraciones en sitios tan destacados como Bodegas Campos, Torre de la Barca, El Cortijo la Vieja Cigarra, El Cortijo Dos Fuentes o bodas en la Hacienda de La Albaida.

También he viajado por gran parte de España haciendo reportajes de boda en Málaga, Cádiz, Sevilla, Marbella, Madrid o Badajoz. Algunas de las fotografías más increíbles las he realizado en Puro Beach de Marbella, Hacienda Nadales de Málaga, Cerro Puerta de Jaén, Finca Valverde de Madrid o en el Cortijo Triana de Andújar.

Además, he podido trabajar con parejas de todo el mundofotografiándolas en sitios tan impresionantes como París, Hamburgo, Glasgow, una maravillosa isla de Bahía en Brasil para hacer una boda en Itaparica o un precioso castillo en un pueblecito llamado Rossino en Italia.

Todo esto ha sido posible gracias a ser miembro de prestigiosas asociaciones de fotografía como ISPWP, UnionWEP, MyWed o Inspiration Photographers, estar entre los 10 mejores fotógrafos de España de bodas durante varios años y los premios y reconocimientos que han recibido mis fotografías.

¿Por qué me apasiona la fotografía?

Es gratificante participar de la alegría de la pareja, de sus amigos y familiares, de su amor, de sus sueños por comenzar una nueva etapa. Te hace sentir vivo, conocer mejor a las personas, dar lo mejor de ti y sentir que tu trabajo está creando ilusión y emoción.

Para mí, hacer fotos de bodas va mucho más allá de un simple retrato bien iluminado de una novia guapa. Es documentar la emoción, el amor y las relaciones de las personas que están presentes en ese gran día.

Tardé algún tiempo en darme cuenta de esto. Estudié Económicas sin gustarme la economía y trabajé como contable sin querer estar enterrado entre papeles. Pero supongo que todo tiene una razón y quizás era necesaria esa etapa en mi vida para saber apreciar mejor esta nueva. En el momento en que decidí dedicarme a hacer lo que más me gustaba, ya nunca más trabajé, porque la fotografía no es mi trabajo, no es mi forma de ganarme la vida, es simplemente lo que deseo hacer.

Ahora, además de fotografíar bodas también soy feliz ayudando a otros fotógrafos, que como yo cuando empecé, quieren apostar por su pasión y dedicarse por completo a la fotografía.

"La fotografía es mucho más que un trabajo para mí. La cámara me ha hecho conocer por todo el mundo a parejas increibles y a compañeros que me han inspirado y se han convertido en grandes amigos."

¿Tienes alguna pregunta?

Contacta conmigo.