Beatriz y Cristóbal | El fotógrafo invitado

No podía ser de otra forma. ¿Quién iba a hacer las fotos?

Conocí a Beatriz siendo una niña. Yo iba a su casa a recoger a su hermana (hoy mi esposa) y ella nos veía desde la ventana y se reía.

Han sido muchos años compartiendo muy buenos momentos.

Cristóbal llegó desde Málaga para enamorarla y llevarla al Altar de la IGLESIA DE SAN FRANCISCO DE CÓRDOBA. Ya es uno más de la familia.

Cuántas veces me dijeron que querían que yo estuviera tranquilo en la boda, que disfrutara y que me olvidara de las fotos, pero a mí me hacía una ilusión enorme fotografiar esa boda tan especial. Así que fui el fotógrafo invitado. Risas, flashes, cava, baterías, abrazos y tarjetas de memoria, todo a la vez… ¡uff!… complicado pero emocionante.

Sólo espero haber estado a la altura y haber conseguido transmitir en las fotos al menos una pequeña parte de su gran historia de amor. De lo que no hay duda es de que ese día puse todo el cariño del mundo.

La boda se celebró en el CORTIJO LA VIEJA CIGARRA de Córdoba, D-PLEIS se encargó de que todo marchara como la seda y WONDER BLOOMS de la decoración y los detalles florales. Desde aquí quiero agradecer todo el esfuerzo que realizaron, que aunque sé que en todas las bodas se entregan en cuerpo y alma, en esta estuvieron muy pendientes de que todo marchara perfectamente.

El reportaje postboda lo realizamos en La Alpujarra de Granada, rodeados de paisajes increíbles.

El maquillaje de la novia lo realizó MENCHU BENÍTEZ, mi más sincera enhorabuena por su espectacular trabajo.

El vestido de la novia es de YOLAN CRIS

Videógrafo: SANTI VEIGA (ya sabéis lo que pienso del magnífico trabajo de este compañero y amigo)